La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Detección de Presencia de Animales en Calzada (DePAC)

Una de las circunstancias más problemáticas de las carreteras es la presencia de animales en calzada, lo cual es causa de accidentes, desde leves a mortales. El sistema DePAC permite detectar esa presencia, incluso en circunstancias de baja o nula visibilidad, gracias al empleo de cámaras térmicas sobre las cuales opera su análisis inteligente de vídeo con activación automática de alarmas, tanto para la detección de animales como de vehículos lentos o detenidos. Emitiendo una alerta a un Centro de Control que incorpora, se inicia la cadena de acciones pertinentes para solventar la incidencia, tales como avisar automáticamente al vigilante de la Conservación, a la Guardia Civil y a la DGT.

Este producto se basa en su capacidad de distinguir un animal de otros objetos (vehículo lento, motocicleta, etc.) en cualquier circunstancia climatológica, incluyendo lluvia, niebla o nieve. También discrimina las ocurrencias de cada elemento detectado para que un mismo animal active una sola alarma, permitiendo así al operador determinar con precisión el número de animales que acceden a la calzada y verificando que todos ellos son retirados de la misma en la resolución de la incidencia.

Interfaz de sencillo manejo 

Cuando el sistema detecta la intrusión de un animal en la calzada, genera una serie de eventos de aviso al operador del centro de pantallas. Éste, a través de la interfaz de usuario o Centro de Control, comprueba si la alarma obedece a la intrusión de un animal en la calzada, tanto con vídeo en tiempo real como examinando la imagen asociada a la alarma.

Dicha interfaz ha sido diseñada para facilitar al máximo la interpretación de las imágenes y mensajes que recibe desde las cámaras que supervisan las vías, garantizando así la rápida toma de decisiones por parte del operador. La parcelación de su pantalla presenta toda la información de una manera sencilla e intuitiva.

Además, para ubicaciones sin suministro eléctrico convencional, cabe la posibilidad de que el sistema sea completamente autónomo, mediante el empleo de energías renovables (solar o eólica). Incluso puede operar en ubicaciones remotas mediante el empleo de radioenlaces, que proporcionan una vía de comunicación inalámbrica.